Consultoría

Realizamos consultoría gastronómica y hotelera, pero también ayudamos a empresas con alma en proyectos de comunicación, de transformación social y de cambio organizacional a TEAL

¿Por qué hacemos consultoría?

Porque nos encanta compartir el conocimiento adquirido en estos 14 años intensos de Deluz y Compañía. Porque hemos aprendido mucho en todo este tiempo sobre nuestros aciertos y nuestros fracasos (y de nuestras subidas a pulmón por montañas de cinco miles de altitud). Porque nos hubiese encantado encontrarnos con un compañero así cuando empezamos que nos hubiese hecho el camino más fácil. Tendríamos menos arrugas y los créditos ya finiquitados. 

Porque tenemos esa vocación de mejorar un poco el mundo y hacerlo más sostenible. 

Porque nos encanta viajar y palpar tendencias para luego acertar con conceptos redondos que enamoren. Porque no creemos en copiar y pegar proyectos, sino en que cada proyecto tenga su alma en función de lo que pida. Porque somos creativos y nos divierte pensar en conceptos de restauración que hagan las ciudades más entretenidas y, por qué no, un lugar mejor. Porque este talento para desarrollar diferentes conceptos nos lo reconocen empresas nacionales y extranjeras. 

Porque tenemos recetas ricas y bien medidas, que tienen detrás un gran trabajo de oficio y de investigación. Y cada mes creamos docenas nuevas. 

Porque nos encanta que otros restaurantes incorporen producto ecológico y artesano, y así evitemos entre todos el despoblamiento rural, una España vacía.

Porque hemos aprendido todo de operativa, de cómo ser más eficaces atendiendo para que el cliente quede más contando y cómo ayudarnos con los diferentes soportes tecnológicos.

Porque hemos aprendido mucho sobre el oxígeno financiero de una empresa hostelera, de cómo analizar las cuentas para poder actuar y mejorar, de los puntos clave.

Porque somos una organización que nos hemos reiventado a TEAL y esto nos ha hecho más sostenibles y felices. Se ha disparado el talento y nuestro horizonte, y nos gusta pensar que este sistema lo podrían incorporar otras empresas que les pueda ayudar a salir del estrés, de la incomprensión y de la multitud de problemas que nos ahogan y nos hacen pensar si todo esto merece la pena.

Porque somos soñadores con los pies en la tierra y nos encanta colaborar sacando proyectos de transformación social a la calle. Porque no nos gusta la Responsabilidad Social de Power Point. Nos gusta la que se toca, se huele y se ve. 

Porque nos encanta la comunicación, el diseño, la belleza y los proyectos con alma, y nos gusta poner nuestro equipo al servicio para comunicar al mundo proyectos bonitos.

¿Cómo hacemos consultoría?

Hacemos consultoría de la misma forma con la que ponemos en marcha los proyectos que surgen desde dentro de la casa: con las mismas ganas, ilusión, adrenalina por los nuevos retos y obsesión por el trabajo bien hecho, por esos matices que te llevan a la excelencia, a poner el alma en cada aventura. Con dinámicas de trabajo TEAL, esas que nos han dado horizonte, orden, bienestar y eficiencia. Con metodologías colaborativas, con la fuerza de la inteligencia colectiva de las 160 mentes que formamos Deluz y Compañía, y con mucha escucha al cliente, al mercado y también a nuestra intuición. Porque somos razón, pero también sentir, cuerpo y hacer.  

Poniéndonos en los zapatos del cliente y co-creando con él sus sueños, alineando sus valores con los nuestros, con mucha escucha activa y feedback constructivo, para estar siempre en el aprendizaje continuo. Creemos que la colaboración y detectar pronto el fallo que nos hace aprender son fundamentales para surfear en estos tiempos complejos, de cambios rápidos, de volatilidad, de incertidumbres. 

Hacemos consultoría derribando silos departamentales y trabajando en equipo, todos a una, porque todos tenemos siempre algo que aportar a un proyecto, con la mirada siempre enfocada al cliente y al mercado. Prototipando productos mínimos viables o productos máximos viables, testándolos, pivotándolos, mejorándolos. Continuamente. Con mentalidad y metodologías agile y design thinking y también con formatos colaborativos como The World Cafe, el Open Space Technology o el ProAction Café. Imaginando los futuros en los que queremos vivir y trabajar a través de la indagación apreciativa. Cosechamos y documentamos todos nuestros pasos para iterar y escalar a velocidad crucero.

Con la sabiduría de la mirada de la diversidad de Deluz y Compañía. De las 22 nacionalidades que formamos esta familia. Blancos, negros, árabes, mujeres, hombres, mayores, jóvenes, personas que vinieron de ambientes de exclusión social, otros de la burguesía y otros de la clase media española, algunos de ambientes rurales y otros gatos de Madrid o urbanos de provincias.

Hacemos consultoría con las herramientas tecnológicas más punteras del mercado que nos permiten tener vista de pájaro del negocio: desde la comunicación, el estado de un proyecto, los números… porque con todos esos datos y esa perspectiva, con ese conocimiento que va más allá de la mera información, es más fácil conseguir aciertos empresariales. 

Hacemos consultoría con la vista puesta en el éxito de cada proyecto concreto y también en el bien común porque nos gusta poner nuestra energía en la construcción de una sociedad más sana, en una sociedad mejor.